la zona de Cinque Terre

El aréa de las Cinque Terre

La UNESCO ha declarado Patrimonio Mundial de la Humanidad las Cinco Tierras.

El área de las Cinque Terre comprende El Parque Natural de las Cinque Terre y el Área Marina Proterra entre Punta Mesco y Punta Monte Nero.

Las Cinque Terre son (en orden desde La Spezia): Riomaggiore, Manarola, Corniglia, Vernazza, Monterosso, y ofrecen un escenario de incomparable belleza con las iglesias, los santuarios, los museos pero sobre todo su magnífico paisaje.

A lo largo del tiempo, el hombre ha creado una monumental arquitectura empinada hacia el mar formada por 7000 km de pequeños muros en seco, el área está enteramente cultivada con viñedos, que producen el excelente vino DOC conocido como Sciacchetrà y olivares, para la producción de aceite extra virgen de oliva utilizado magníficamente en la cocina local.

La Flora Mediterránea posee abundantes retamas, estepas, euforbios, ágaves imponentes y también hierbas aromáticas o plantas de albahaca, óptimas para el famoso pesto.

El paisaje de las Cinque Terre se presenta áspero y salvaje: altos acantilados, pequeñas playas de gravilla o pequeñísimos puertos, maravillosas colinas, arrefices, caletas…

Antaño el nombre Terra indicaba el burgo, lo que explica el origen del nombre Cinco Tierras, es decir, Cinco Burgos.


Riomaggiore

(8 minutos en tren desde La Spezia)

riomaggiorePartiendo de La Spezia la primera aldea de las Cinco Tierras es Riomaggiore, caracterizada por diminutas playas de gravilla y arrecifes donde tumbarse para tomar el sol.Saliendo de la estación y girando a la izquierda, se encuentra el comienzo del sendero que atraviesa las Cinco Tierras, el Sendero Azul (N°2).

El primer tramo es el más famoso, la Via dell’Amore, comunica Riomaggiore con Manarola (paseo de unos 20 minutos), asfaltado y de fácil recorrido.

Desde la estación, tirando a mano derecha y atravesando el túnel para llegar al centro del pueblo, hay solo una calle principal, con muchas tiendas y restaurantes típicos.

En Riomaggiore está también el Museo de la Memoria.

Subiendo, se llega a la Iglesia de San Juan Bautista (adornada con espléndidos rosetones en la fachada), el castillo y finalmente el Santuario de la Virgen de Monte Nero (341 m.)

Bajando, se llega a la playa y a la marina.


Manarola

(11 minutos en tren desde La Spezia)

manarolaEl pueblo está situado en pendiente sobre el mar, con casas de múltiples colores que forman un variopinto mosaico.

Manarola es el más pequeño de los pueblos que se asoman al mar de las Cinco Tierras.

Las iglesias de Manarola, San Lorenzo (con el magnífico rosetón en la fachada) y el Santuario de la Virgen de la Salud (antigua iglesia románica), dominan el paisaje.

Manarola es sede della Cantina Sociale Cinque Terre (oferta de degustación y visita a la bodega -Cinque Terre DOC o Sciacchetrà)

Además, hay un pequeño museo dedicado al Schiacchetrà. El sendero desde Manarola a Corniglia es más largo, aproximadamente 1 hora y termina en la empinada escalinata que lleva a Corniglia.


Corniglia

(15 minutos en tren desde La Spezia)

cornigliaCorniglia se encuentra en el centro de las Cinco Tierras, no toca el mar pero se halla construido en la colina, ofreciendo panoramas de verdad inolvidables.

Característica es la plazoleta “Ciapara” pero también la histórica terraza de Santa Maria que se asoma a toda la costa de las Cinco Tierras.

La iglesia de San Pietro y el santuario de San Bernardino (que lleva al Santuario de Nuestra Señora de las Gracias) dominan el panorama.

Tirando a la derecha desde la estación se pasa debajo del sendero para Corniglia y se llega a la larga y soleada playa de guijarros pulidos por el mar. Dirigiéndose a pie hacia Vernazza se puede bajar a la soleada y verde playa de Guvano (playa nudista).

El sendero que lleva a Vernazza es más arduo pero es aún más pintoresco si cabe.


Vernazza

(aproximadamente a 20 minutos en tren desde La Spezia)

Vernazza

Vernazza mantiene todavía hoy las características de antiguo burgo marinero; el pueblo, rodeado de las típicas terrazas para el cultivo de los viñedos, regala una de las más sugestivas imágenes de las  Cinco Tierras.

Una calle principal, que lleva al pequeño puerto, cruza todo el burgo, rico en escalinatas, arcos, galerías e iglesias que recuerdan su prestigioso pasado.

Se asoma al mar la espléndida Iglesia de Santa Margarita, reconstruida en el siglo XIII, y agrandada en el siglo XVII, añadiéndole la torre campanaria. El Castillo Doria domina el burgo; su torre cilíndrica ofrece una magnífica vista a 360°.

El Santuario de Reggio se halla a 350 m. de altitud y se puede llegar allí por el sendero número 8 largo aproximadamente 1 km.


Monterosso

(aproximadamente 25 minutos en tren)

monterosso

Monterosso es el único pueblo de las Cinco Tierras que posee una larga playa de arena finísima y está dividido por un túnel entre pueblo antiguo y pueblo nuevo (Fegina).

Al fondo de la playa del pueblo nuevo se halla la imponente estatua del gigante alta 14 metros, construida en 1910, y que representa a Neptuno.

El Santuario de Soviore se encuentra a unos 460 metros.

Entre los dos pueblos se halla la Torre Aurea, posición defensiva erigida cerca del año mil en la colina de San Cristóbal, donde se encuentran también el Convento de los Capuchinos y la Iglesia de San Francisco.

En 1300, en el pueblo viejo se construyó la iglesia de San Juan Bautista; la fachada se hizo con el mármol extraido de las canteras de Punta Mesco.

Las colinas tienen abundancia de viñedos y de olivares y están rodeadas de acantilados que bajan empinadas hacia el mar.

leCinqueTerre_box

booking_online

contattaci_es